La difícil tarea de tratar de comprender a los demás

Las personas que son inseguras se tornan muchas veces posesivas con quienes dicen amar, si a esto le sumamos los celos, les costara mucho sostener cualquier relación con otras personas sin generar conflictos; si no logran controlar sus impulsos se pueden poner agresivos.

Lo importante en estos casos es darse uno cuenta que esta actuando mal y sin culpar a los otros comenzar a controlar nuestro “ego” dejando de ser dependientes gradualmente (Esto no se consigue de la noche a la mañana) Si lo logramos avanzaremos en la búsqueda de fortalecer nuestra auto-estima y si alguna vez sentimos que no tenemos fuerzas suficiente pidamos en oración* al Padre Celestial que nos fortalezca para enfrentar el reto de ser más equilibrados en nuestras relaciones personales y aprendiendo amar a las personas sin condicionarlas.

(*Salmo 85)

Regresar al inicio